Última Hora

Monseñor Carlos Alfredo Cabezas: “Siento gratitud ante Dios Todopoderoso por haberme designado esta tarea tan encomiable”

4 de Junio de 2016 | 5:34 pm | por Redacción
Monseñor Carlos Alfredo Cabezas: “Siento gratitud ante Dios Todopoderoso por haberme designado esta tarea tan encomiable”
Especiales
0

El obispo electo de la Diócesis de Punto Fijo expresó su entusiasmo y expectativas de la iglesia paraguanera, con la que busca trabajar unidos desde la fe.


“Vengo a ponerme a disposición del Señor, para que haga su obra en mí”. Éstas fueron las palabras con las que Monseñor Carlos Alfredo Cabezas se refirió a su reciente nombramiento como obispo electo de la Diócesis de Punto Fijo.

En entrevista concedida a Primera Noticia, el presbítero, que fungirá como segundo obispo de Punto Fijo, mostró su alegría de enfrentar este reto, y convertirse en el Guía de la grey paraguanera, que desde hace dos años ansiaba un Pastor definitivo.

“Voy a gastarme y desgastarme por ese pueblo de Dios que peregrina en Paraguaná, y todo lo que Dios me ha dado, ponerlo a disposición de la iglesia paraguanera”, detalló Monseñor, quien a su vez enunció que el Señor quiso colocarlo en la Diócesis en vísperas del décimo noveno aniversario de su fundación, así como la celebración de las fiestas patronales de Nuestra Señora de Coromoto.

Con respecto a la elección de otro obispo oriundo de Boconó (Trujillo) para la Diócesis paraguanera, monseñor dijo emocionado que Punto Fijo y Boconó son dos tierras unidas por muchos sentimientos: “a pesar de los kilómetros que nos separan, la idiosincrasia es muy parecida, somos pueblos acogedores, receptivos, y eso hace que sigamos unidos en la fe y en los valores”.

Acotó que a mediados de agosto se prevé su llegada a suelos paraguaneros, mientras que la ordenación será en su tierra natal. “Me iría el 6 de agosto y los días sucesivos ya estaré entrando definitivamente a tomar posesión de la Diócesis de Punto Fijo”, indicó el nuevo obispo.

Sobre el Plan Diocesano de Pastoral implementado por Monseñor Juan María Leonardi, acordó seguir dichos pasos. “Aportar mi granito de arena, ser un obrero más en el trabajo evangelizador que lleva la iglesia (…) continuar con lo que se ha ido haciendo, pero exprimiéndole un poquito de lo que uno es y lo que vive, ya que cada uno pone su propia impronta”.

Por último, el fiel servidor de la iglesia católica compartió su entusiasmo con la receptividad por parte de la feligresía falconiana, a escasas horas de su nombramiento. “He recibido manifestaciones de afecto y aceptación y sé que la iglesia paraguanera está alegre, como lo estoy yo (…) la idea es seguir yendo delante del rebaño, como tiene que hacer un Buen Pastor”. María Isabel Manzanares/ Paraguaná.