Última Hora

Julio Urrego Montoya: 50 años de sacerdocio y entrega a la comunidad

30 de mayo de 2015 | 9:22 am | por Redacción
Julio Urrego Montoya: 50 años de sacerdocio y entrega a la comunidad
Rostros
0

Indudablemente, el Padre Julio Urrego, Pastor de la Iglesia Falconiana, se ha ganado, de manera inequívoca, el titulo de Pastor y guía de la colectividad coriana, entendiendo así el extenso territorio falconiano,  tras 75 años de edad, y cinco décadas de su vida dedicadas al servicio de la Diócesis de Coro, primigenia sede episcopal de Venezuela y de América del Sur, de allí que la feligresía coriana, fiel a los más sagrados principios inicie este mes de junio el más grande homenaje cristiano.

Los pueblos del occidente de Falcón, de Paraguaná y muy particularmente esta ciudad de Santa Ana de Coro,  sede de la Arquidiócesis Metropolitana, han experimentado gracias al Padre Julio el rescate del gentilicio falconiano, Monseñor Julio Urrego, condecorado con la Orden Monseñorsegún la autorizada opinión del clero y el laicado falconiano valoran los méritos de quien, “nacido en Colombia y nacionalizado en nuestro país, prefirió estudiar y ordenarse en la Basílica de Coro, el 6 de junio de 1965, cursando  y ejerciendo en nuestras tierras su acolitado, lectorado, diaconado, presbiterado (1965) hasta alcanzar su monseñorato, a finales del siglo 20 destacándose muy visiblemente en el desempeño de cargos en la hoy Arquidiócesis Metropolitana.

-Académica y pastoralmente –recalcan quienes han recibido el influjo de su acción- Julio Urrego.ha contribuido a formar al clero falconiano y a laicos que cumplen funciones de Acólitos o Monaguillos, Proclamadores de la Palabra, Ministros Extraordinarios de la Sagrada Comunión, Ceremonieros, Catequistas, entre otros, y ha encaminado y fortalecido a la feligresía asignada, siendo Párroco de  Capatárida,  Las Piedras, Caja de Agua, Banco Obrero-Punto Fijo y, en Coro, en  las Parroquias de la Independencia, Bobare, San José, Los Perozo y  5 de julio. Actualmente se desempeña -además de párroco de Santísima Trinidad (Coro)- como Rector del Santuario de “Nuestra Señora de Guadalupe de El Carrizal”, incrementando la fe y devoción hacia Ella.

A este fiel servidor le conocimos y hemos seguido sus pasos desde cuando fue Capellán de la Guardia Nacional, de los Colegios “San Francisco Javier” y Preuniversitario Paraguaná; Administrador de la Parroquia “Sana Ana” y de Las Calderas y  Capellán de la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda. La  colectividad falconiana valora sus aportes comunitarios  al representarla en la Conferencia Episcopal Latinoamericana CELAM (Manizales, 1966), dotarla de las Emisoras: Juan XXIII 107.1 FM (Dabajuro, 1970), Radio Guadalupana 820 FM (1987) y La Voz de El Carrizal 105.1 (2003).

Su labor litúrgica, teológica  pastoral le ha llevado a crear, organizar, formar y apoyar    diversos grupos de apostolado, sociedades de laicos y cofradías para la gloria de Dios y el servicio evangelizador del pueblo falconiano  y asistido pastoralmente en forma permanente en la Parroquia Santísima Trinidad, a ocho (8) Comunidades del Camino Neocatecumenal.

En el Santuario Mariano de El Carrizal, ha  conformado el servicio de los peregrinos y ejercicio del protocolo eclesial a los Embajadores, la Corte de Honor a Nuestra Señora de Guadalupe y el grupo de oración “Santa María de las Rosas del Carrizal”.  Nacionalmente, sembrando la devoción mariana, ha promovido la visita a Coro de las  imágenes de la Virgen de Chiquinquirá (Maracaibo), Rosario (Cabimas), La Pastora (Barquisimeto), El Valle (Margarita), Chiquinquirá  de Aregue (Carora) y Altagracia (Puertos de Altagracia). Y, ha participado internacionalmente como organizador  de la visita a Falcón de las Reliquias de San Juan Bosco (2010) y Santa Teresita del Niño Jesús (2010-2013).

Es bueno señalar que Julio Urrego, quien ha celebrado eucaristías en 12 paises del mundo, ha asumido oficialmente y en pro del colectivo falconiano, funciones como Presidente de Prevención del Delito (Punto Fijo, 1978), Director del Proyecto de Abastecimiento Alimentario del Estado Falcón – PAAFAL (Coro,1992) y Director de Cultura del Municipio Miranda (1994), entre otras funciones de este tipo.

A Julio Urrego se le reconoce su amor por Coro,   manteniendo el rescate de la historia  y  legando obras para la colectividad falconiana, enfatizando en los niños y jóvenes: fundador del Liceo de Capatárida, la Biblioteca y la Casa de la Cultura (Las Piedras),  el Colegio San Andrés (Judibana), las Capillas de San José,  Los Perozo y  5 de Julio (Coro), la Sociedad “María Madre de la Iglesia”, los “Niños Cantores de Falcón”, la “Casa Emús”, la  Emisora La Voz de El Carrizal 105.1 FM, la Dedicación del Templo y Consagración del Altar de la Parroquia Santísima Trinidad   y el  Museo Guadalupano-Casa del Tesoro. Su herencia  infraestructural, se  ubica en la  construcción, rescate y restauración de templos y capillas parroquiales para la gente de Capatárida, Las Piedras, Coro y El Carrizal de  templos y capillas parroquiales, casas de Cultura, teatrinos, Casas de encuentro, retiro y formación, sede de Emisoras, Bibliotecas, casas parroquiales, Basílica, Sala de Oración  y Cenizario, y sedes de Santuarios Marianos, así como ha rescatado “El Camino de los Indios”,  las Fiestas Regionales por  la aparición en El Carrizal del Lienzo de la Virgen de la Guadalupe  y el culto a Nuestra Señora de Guadalupe, la Jornada Juvenil de la Fe, la Coronación Canónica de la Virgen de la Guadalupe de El Carrizal, y las Fiestas Patronales de Nuestra Señora de Santa Ana de Coro.

Doctorado “Honoris Causa

Son muchas y sobradas razones, por las cuales la feligresía en general, miembros del personal académico, administrativo, obrero, estudiantes, egresados de la UNEFM y otros institutos de Educación Superior, Seminario de Coro, Arquidiócesis Metropolitana, Diócesis de Punto Fijo, Organismos Públicos y Privados, Laicos comprometidos y demás Ciudadanos de nuestro Estado Falcón) estén solicitando ante las autoridades de la Universidad Francisco de Miranda el otorgamiento de la distinción   “DOCTOR HONORIS CAUSA” a MONSEÑOR JULIO GERMÁN URREGO MONTOYA,  por “sus invalorables aportes profesionales, vocacionales, pastorales, sociales, culturales y académicos al desarrollo del estado Falcón y su especial servicio a la Universidad Francisco de Miranda; con lo cual se honraría una vez mas a la iglesia de nuestra patrimonial ciudad mariana, raíz y cuna de la evangelización en Venezuela y América del Sur ya que en la primera oportunidad fue a Monseñor Francisco José Iturriza, como primer Honoris Causa de la UNEFM, en 1986. Con ello la UNEFM, hará justo reconocimiento a la vida, obra y trayectoria de este destacado presbítero, con motivo de estar cumpliendo este 6 de junio sus 50 años de vida sacerdotal, dedicados absolutamente  al servicio de la iglesia falconiana y –de ellos- más de 37 años de comprobado compromiso con nuestra máxima casa de estudios de Falcón”.

-Esta solicitud la formulamos –recalcan los solicitantes-  en virtud de que se trata de “la máxima distinción que la Universidad otorga a personas de excepcionales méritos y de particular relieve en el campo científico, profesional, social y cultural” a quienes no han laborado en ella, según reza el Reglamento   del Personal Académico de la UNEFM, 2003-2005.

De manera significativa  ha sido el papel preponderante que ha ejercido desde antes de su fundación y durante más de 38 años en favor de la Universidad  promoviendo y marchando por la creación de la Universidad de Falcón en las Parroquias, recorriendo los pueblos donde pastoralmente servía, pidiendo apoyo para la conformación de una Universidad para Falcón. En su Misión de ser la Universidad para el desarrollo integral de Falcón: promoviendo y firmando Convenio con la Universidad Nacional Experimental Francisco de Miranda para enseñar y apoyar a los habitantes de Los Perozo a sembrar huertos familiares,  suscitando la Cátedra “Juan Pablo II” de la UNEFM. En su Visión de ser una Universidad Excelente e Integral: ideando y promoviendo la construcción de un Paraninfo en la UNEFM, dedicado a la Misericordia Divina del Señor, solicitando la ermita San Nicolás de Bari como Capilla Universitaria, dando asistencia pastoral a los hijos del personal universitario en el  Centro Educativo de Atención a la Infancia CEDAIN  y a los estudiantes del Núcleo Académico Los Perozo, mediante Misas, Viacrucis, Catequesis de iniciación sacramental, Peregrinación  de la Virgen de Guadalupe, Rezos de Rosarios y Misas de campaña. En su Gestión Pastoral: siendo el 2do Capellán Universitario (1983), Promoviendo ante el Papa Juan Pablo II el conferimiento de la “Orden San Silvestre”, al rector Dr. Abraham Hernández Prado, rescatando la Pastoral Universitaria en el nuevo milenio  y apoyando la Visita Pastoral de Monseñor Roberto Lückert León a los Centros Universitarios. Ivan Sierra/Especial