Última Hora

Bajas ventas de útiles escolares se registran en papelerías de Carirubana

24 de agosto de 2016 | 1:21 pm | por Redacción
Bajas ventas de útiles escolares se registran en papelerías de Carirubana
Educación y Cultura
0

En una encuesta realizada en la ciudad de Punto Fijo, donde se visitaron varios establecimientos comerciales y se consultó a compradores, se evidenció que en muy pocos casos, la lista escolar ha sido medianamente cubierta.

Finaliza el mes de agosto y papelerías del municipio Carirubana no han tenido mucha salida de útiles escolares. Padres y representantes, que acostumbraban a llevar sus listas a estos comercios y comprar todo lo que requirieran sus hijos para el nuevo año escolar, se ven con las manos atadas al verificar los altos costos.

IMG-20160824-WA0017

Lenny Oliveros, administradora de una reconocida papelería ubicada en el centro de Punto Fijo, alega que en comparación al año pasado, no se han reflejado grandes ventas para la fecha, y que los pocos clientes que han llegado, quedan boquiabiertos al mirar los precios en las etiquetas.

“Cada vez que se hace un pedido, viene con nuevos precios (…) hemos intentado colocarle la ganancia mínima, para ayudar al pueblo, pero aun así, no mucha gente ha comprado”, refiere Oliveros.

Por su parte, Francy Herrera, propietaria de una quincallería de la ciudad y quien también ofrece algunos artículos escolares, indicó que no ha hecho nuevos inventarios hasta salir de lo que tiene en las vitrinas, de manera de que la mercancía no se le quede “abollada”.

En las papelerías, las libretas cocidas de una materia cuestan unos 1.400 bolívares, libretas de ocho materias pueden encontrarse en 3.000 mil, mientras que las cajas de lápices se venden entre los 500 y 1.000 bolívares. Las cajas de colores, entretanto, varían de acuerdo a la marca y cantidad, solo por mencionar algunos útiles.

NOTA-63

RECICLAR: LA MEJOR OPCIÓN PARA AHORRAR

Las caras de asombro son evidentes en los rostros de los compradores, que tienen que invertir unos cuantos salarios mínimos para cubrir toda la lista escolar, esto sin mencionar los gastos en zapatos, uniformes, morrales y demás insumos escolares para un solo representado.

Ana García, madre de dos niños que estudian primaria, mostró preocupación al imaginarse cómo hará para cubrir los gastos de lo que necesitan sus pequeños para el nuevo periodo escolar, porque los precios de los útiles son exorbitantes.

Por su parte, el señor Carlos León, optó por ahorrar este año en zapatos y uniformes, y porque sus hijos usen nuevamente los útiles y el vestuario que mantienen en buen estado. Asimismo, Reina Galicia decidió reutilizar algunos cuadernos que su niña dejó como nuevos en el periodo escolar pasado, y enfocarse en el gasto en libros.

Varios de los entrevistados afirmaron que aprovecharon las jornadas de ventas de útiles y uniformes a precios solidarios, y los menos informados esperan que pronto se realice una nueva jornada en alcaldía u alguna otra institución.

La principal opción es ahorrar lo más que se pueda, y por ello, entre familiares se intercambian algunos libros ya usados por los hijos mayores; lo mismo ocurre con los zapatos y uniformes, sobre todo.                               

En el caso de las papelerías, quincallas y algunas bodegas, los trabajadores se encuentran a la espera de que con la llegada de septiembre, las ventas de útiles suban y así, sus locales puedan obtener ganancias. María Isabel Manzanares/ Rodrigo Lahoud – Paraguaná.